Diferencias y semejanzas entre el gas natural y gas licuado de petróleo

El gas es un elemento cada vez más presente en nuestras vidas. Nos ayuda a calentar nuestras casas, el agua con la que nos duchamos, la sartén con la que cocinamos y, últimamente, incluso propulsa todo tipo de vehículos. Por ello, en este artículo queremos hacer referencia a las diferencias entre el gas natural (GNC) y el gas licuado de petróleo (GLP).

¿Qué es el gas natural?

El gas natural es una mezcla de hidrocarburos gaseosos que se encuentra en yacimientos fósiles, no asociado (solo), disuelto o asociado (acompañando

al petróleo o al carbón). Está compuesto principalmente de metano (alrededor de un 90%), acompañado de otros gases como nitrógeno, etano, CO2 y butano, entre otros. Esta composición hace que el gas natural sea un combustible más limpio que los

derivados del petróleo.

¿Qué es el GLP?

Es un hidrocarburo que se obtiene del proceso de refinación del petróleo o en el proceso de separación de los gases y las gasolinas contenidas en los líquidos de

gas natural. El GLP se obtiene en estado gaseoso y se convierte en líquido mediante compresión y enfriamiento para facilitar su manejo y comercialización.

Por lo tanto podemos decir que el gas natural es un elemento más natural y limpio que el gas licuado ya que sale de una destilación del petróleo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *