Qué hay que tener en cuenta al contratar una línea de Internet en casa

Hoy en día contar con una conexión a Internet es algo fundamental para muchos usuarios. Lo utilizamos para navegar, buscar información, utilizar redes sociales, programas de mensajería… En definitiva, la red ofrece un amplio abanico de posibilidades. En este artículo vamos a explicar todo lo que hay que tener en cuenta antes de contratar Internet para nuestro hogar. Como sabemos, son muchas las posibilidades que tenemos a nuestra disposición.

Internet para casa, Fibra Óptica o Adsl

Su principal diferencia se basa en cómo llega la señal al usuario final: mientras que el ADSL es una tecnología basada en hilos de cobre que utiliza la misma infraestructura que la línea telefónica, la fibra óptica, cuya implantación ha sido más reciente en el tiempo, emplea hilos de vidrio o de plástico como transmisores.

¿Qué es la fibra óptica?

La fibra óptica es un cableado que permite la transmisión de luz gracias a su manipulación dentro del cable. Incluye terminaciones especiales en este, que son las que posibilitan la transmisión.

La instalación resulta delicada puesto que las fibras son frágiles, mucho más que cualquier otro tipo de cableado. Por este motivo, entre otras muchas cosas, debe cuidarse el no sobrepasar el radio de curvatura indicado por cada fabricante.

¿Qué es el ADSL?

El ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line o Línea de Abonado Digital Asimétrica) es una tecnología que posibilita la conexión a internet haciendo uso de la línea telefónica tradicional, lo cual se ideó a partir del descubrimiento de la división de la línea en dos tramos. Ello se consigue mediante la transmisión de información digital analógicamente, utilizando, para ello, un cable de cobre de pares simétricos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *